10 jun. 2016

Cosas que irritan a cualquier apasionado por la gramática/ortografía

Imagen de https://www.tumblr.com/search/ortografía,

No cabe duda de que la buena gramática acompañada de una ortografía impecable, no solo garantizará (en gran medida) la transmisión adecuada del mensaje que queremos pasar, como también hablará muy bien de nosotros. Hay para quien escribir y hablar bien no importe demasiado, hay para quienes sea simplemente una necesidad. Para otros, sin duda alguna, es una pasión. 
Para los que estamos en este ultimo grupo, cualquiera de estas cosas nos resulta realmente irritante:

  1. Leer un mensaje con demasiadas abreviaciones. Esto tendría sentido en el pasado, cuando solo contábamos con mensajes de texto y había que ahorrarlos haciendo que todo entrara en un solo mensaje. ¡Pero tenemos WiFi! 
  2. Textos corridos. Desde un "está bien te llamo" hasta largos párrafos donde no hay comas, puntos ni signos de exclamación o interrogación. Los signos de puntuación tienen un propósito en la vida: ¡que el mensaje sea CLARO! 
  3. Puntos para todo. Poner un punto final en cada frase de una conversación es irritante. Es un diálogo y, a menos de que desees cerrar la conversación con ESA frase... el punto está siendo sobre utilizado. 
  4. Hacen un gran escándalo cuando cometes un error ortográfico. Y no importa lo mucho que insistas en que fue un error de teclas o que se trata de una palabra poco común. Simplemente no lo perdonarán. La ruta hacia la buena escritura es un camino sin fin, no tiene destino. Es, apenas normal, que existan palabras que no sabemos escribir. ¡No es un crimen!
  5. ¡¿No sabes qué significa?! Otro momento de escándalo. Cuando eres un aficionado de las palabras, asumen que debes ser un DRAE ambulante. ¡Es imposible! Por más amplio que sea el vocabulario de alguien, siempre habrán palabras que no conozca. Repito, no es un crimen.
Estas y muchas cosas hacen que cualquier persona que de valor a la ortografía pierda la paciencia. Pero amamos escribir bien, y al final, de todo se aprende. Nuestra lengua es preciosa, ¡empecemos a valorarla! 

0 comentarios:

Publicar un comentario